(Los premios Bilbotarrak, este año, los pongo separados por tener demasiada información sobre ellos)

Este año nuestro premio Goxua, dentro de nuestros Premios Bilbotarrak de Navidad, se lo hemos otorgado a la Fundación Casa de Alba. La Duquesa, vino ella misma a recogerlo.  Estuvo muy amable y cariñosa con todo el mundo. Y nos agradeció mucho el galardón.

María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, comúnmente conocida como Cayetana de Alba o la Duquesa de Alba (Palacio de Liria, Madrid, 28 de marzo de 1926 – Palacio de las Dueñas, Sevilla, 20 de noviembre de 2014)  fue una noble y aristócrata española, XVIII duquesa de Alba de Tormes, XI duquesa de Berwick, Grande de España, jefa de la Casa de Alba y destacada figura social.

Fue la tercera mujer que ostentó el título ducal de los Alba por derecho propio y era descendiente directa del rey Jacobo II de Inglaterra a través de un hijo ilegítimo y bastardo, James Fitz-James, que dicho monarca tuvo con su amante Arabella Churchill.

Según el Libro Guinness de los récords poseyó más títulos que ningún otro noble en el mundo legalmente ante un estado vigente que los reconocía: «era cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces Grande de España» por lo que fue la noble más admirada del mundo por sus contemporáneos.

Jefatura de la Casa de Alba

Como jefa de la Casa de Alba, Cayetana cumplió un papel preponderante en las actividades llevadas a cabo por la familia y la Fundación Casa de Alba, entre las cuales se encuentran principalmente, diversas causas sociales, como la financiación de causas humanitarias y de salud pública de la Asociación de Enfermos de Esclerosis Múltiple de La Línea, o sus aportes a la cultura mediante la conservación del patrimonio histórico de la casa ducal o la financiación de proyectos de restauración de piezas de arte y edificios históricos de España, como la restauración de la capilla del Cristo de los Gitanos en Sevilla.

Durante la dictadura trajo cuadros de Picasso a España a diversas exposiciones, en salas en las que fueron objeto de ataques obra de la extrema derecha de entonces. Sin embargo, su condición le ha costado varias polémicas como figura social española.

El ser la imagen de esta saga centenaria fueron sus hechos relevantes y que involucraron la opinión de un país entero.

La Fundación Casa de Alba es una institución española dedicada a la cultura. Constituida el 14 de mayo de 1975 por Cayetana Fitz-James Stuart, Duquesa de Alba, consciente del importante patrimonio que posee la Casa de Alba que ella misma presidía desde su fundación hasta su muerte, desde su fallecimiento la gestión de la institución pasa a manos de los hijos de la aristócrata.

Los objetivos de la fundación se enmarcan básicamente en el cuidado y conservación del amplio patrimonio (valorado en aproximadamente 3000 millones de euros) artístico de la Casa de Alba manifestándose en:

  • La conservación y restauración del patrimonio de la Casa de Alba según las normas que rigen el patrimonio artístico nacional español.
  • La conservación, orden y creación de obras de arte, fondos bibliotecarios y documentales.
  • La exposición permanente al público en el Palacio de Liria de las obras de arte pertenecientes a la fundación.
  • La organización de conferencias, seminarios y charlas de carácter artístico e histórico.
  • La promoción de la búsqueda histórica y artística en la biblioteca y archivos de la fundación.

El patrimonio inmobiliario de la fundación incluye, principalmente, el Palacio de Liria, el Palacio de Monterrey y el Castillo de los Duques de Alba en Alba de Tormes. Se completa con su relevante colección privada de arte, con piezas de Tiziano, Van Loo, Mengs, Goya, Murillo, El Greco, Fra Angelico, Veronés, Van Dyck, Velázquez, Renoir, Picasso… Aunque las reseñas en prensa insisten en resaltar el elevado valor de este patrimonio, hay que precisar que no se puede vender libremente, ya que está sujeto a la legislación sobre fundaciones y patrimonio histórico-artístico.