La noche que acudió el Obispo de Bilbao a nuestra cena coloquio, fue la noche de la “Fumata Blanca” en el Vaticano. Nuestra conversación, como es natural, se centró en el Papa Francisco.

Considerado un experto en bioética, Mario Iceta nació en Gernika (Vizcaya) el 21 de marzo de 1965, el menor de dos hermanos.

Empezó la carrera de Físicas en Madrid, pero la abandonó y se matriculó en Medicina en la Universidad de Navarra.

Durante su cuarto año de carrera se planteó la vocación al sacerdocio y comenzó los estudios de Teología (sin dejar la Medicina) en dicha universidad y, tras licenciarse en Medicina y Cirugía, continuó los estudios de Teología en el Seminario diocesano de Córdoba.

En la Universidad de Navarra tuvo mucho prestigio, llegando a ser el delegado de la Facultad de Medicina durante 4 años.

El 16 de julio de 1994 fue ordenado sacerdote por el obispo José Antonio Infantes Florido quedándose a servir a la Diócesis de Córdoba.

Obtuvo los doctorados en Medicina y Cirugía (1995), con una tesis doctoral sobre Bioética y Ética Médica, y en Teología (2002), con una Tesis sobre Moral fundamental. A su vez realizó un Máster en Economía y miembro de la Real Academia de Córdoba.

El 5 de febrero de 2008 fue nombrado Obispo titular de Álava y auxiliar de Bilbao. Recibió la consagración episcopal en la Catedral de Bilbao el 12 de abril de 2008 por Mons. Ricardo Blázquez Pérez, en presencia de unos tres mil fieles y más de una veintena de obispos.

En 2010, la Santa Sede hace público su nominación como Obispo de Bilbao y esto causó un gran revuelo entre gran parte del clero de Bilbao. Se convirtió así en el sexto obispo de Bilbao.

Habla, además del castellano, inglés, francés, alemán, italiano y vascuence. Además tiene estudios superiores de Solfeo.