Cristina Almeida, Senadora, acudió a nuestra llamada para la cena-coloquio, en el Hotel Abando. Versó sobre “La mujer frente al reto del nuevo milenio”   El coloquio en la cena fue ameno e interesantísimo.

Su padre, el periodista Manuel Almeida Segura, perteneció a Acción Popular (España) y escribió para el diario Hoy de Badajoz durante la Segunda República, fue encarcelado tras el inicio de la Guerra Civil y, tras la toma de la ciudad por la columna de Juan Yagüe, se unió al ejército sublevado como corresponsal de guerra.

Cuando Cristina tenía once años, su familia se trasladó a Madrid. Tras realizar sus estudios secundarios en un colegio religioso, cursó estudios de Derecho en la Universidad Central de Madrid. Desde 1966 ejerció la abogacía, abriendo un despacho profesional en 1967. Destacada abogada laboralista defendió ante los tribunales de justicia los derechos de los trabajadores y de los presos políticos durante el franquismo. Tras la llegada de la democracia, centró sus esfuerzos profesionales en el campo del feminismo y la lucha por los derechos de la mujer. De esta forma, participó en las conferencias mundiales organizadas por las Naciones Unidas en Nairobi, en 1985, y en Pekín, en 1995.

Ingresó en el Partido Comunista de España (PCE) en 1964, durante su etapa universitaria. En 1977, fue una de las abogadas de la acusación en el juicio por la Matanza de Atocha en un despacho de abogados laboralistas. Compartió la acusación junto a José María Mohedano y José Bono. A raíz de eso, pertenece al Patronato de la Fundación Abogados de Atocha. A partir de 1979, Cristina Almeida desempeñó el cargo de concejala en el Ayuntamiento de Madrid por el PCE, al que pertenecía desde 1963, formando parte del equipo municipal dirigido por Enrique Tierno Galván. Concejala presidenta de la Junta Municipal del distrito de Fuencarral, se vio involucrada en la polémica generada por el envío a colegios públicos de su distrito de El libro rojo del cole. En 1981 fue expulsada, junto a otros miembros del sector renovador del PCE, al enfrentarse al entonces secretario general Santiago Carrillo.

Participó en la fundación de la coalición electoral Izquierda Unida en 1986, siendo elegida diputada en 1989. Elegida de nuevo en las elecciones de 1996, en abril de 1996, formó junto con otros miembros de IU, el partido Partido Democrático Nueva Izquierda, dentro de Izquierda Unida. Tras diversos enfrentamientos con Julio Anguita, el coordinador general de Izquierda Unida, el PDNI dejó la coalición en septiembre de 1997, pasando Cristina Almeida, junto con los otros dos diputados del PDNI al Grupo Mixto. Sin embargo, Cristina Almeida no terminó la legislatura, ya que fue elegida cabeza de lista siendo candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por la coalición PSOE-Progresistas (que integraba al PDNI) a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en 1999, obteniendo el 37,2% de los votos y siendo elegida diputada regional. Fue también senadora por designación autonómica entre 1999 y 2003.

Ha colaborado en numerosas revistas tratando problemas jurídicos, de la mujer, de los barrios y de las asociaciones de vecinos. Entre sus publicaciones, figura el ensayo La mujer y el mundo del trabajo (1982).

En 1995 fundó junto con Ana Clara Belió el despacho profesional ABA abogadas, donde sigue siendo socia.