Personaje polifacético en el mundo de la cultura del País Vasco, Javier Viar fue miembro del Consejo Asesor para adquisiciones del Museo Guggenheim de Bilbao y, anteriormente, miembro del Consejo Asesor de Cultura de Euskadi. El patronato de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao informó ayer que, para decidir el nombramiento de Javier Viar como director, cargo que asumirá a primeros de mayo, ha tenido en cuenta «su trayectoria profesional, su experiencia en el campo de las bellas artes y de la gestión y su conocimiento del propio museo».
Crítico e historiador del arte, con numerosas publicaciones, ha sido organizador y comisario de diferentes exposiciones, entre ellas «Balerdi, la experiencia infinita», en 1993-94, para la Sala Rekalde y el Centro Cultural Koldo Mitxelena; «Chillida, Barlerdi Larre», en 1995, para la Fundación Calouste Gulbekian, en Lisboa; «Carmelo Ortiz Elguea, 153 pinturas», en 1999, para el Centro Cultural Montehermoso. Escritor de novela y poesía, cuenta en su haber con el premio Euskadi de Literatura, que obtuvo en 1991, y el premio Ciudad de Irún de relatos cortos, en 1992.

Con una experiencia vital que le aleja del perfil de su predecesor, Miguel Zugaza, actual director del Museo del Prado, quien no había cumplido los treinta años cuando fue nombrado director del Bellas Artes de Bilbao, Javier Viar ha compatibilizado su dedicación al mundo del arte y de la cultura con la presidencia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Vizcaya y la pertenencia al Consejo General de Colegios Farmacéuticos y a la Comisión asesora sanitaria Farmacia 2000.