Después de la visita guiada en el Museo para ver la exposición de este gran pintor, hemos tenido el honor de poderlo tener en una Cena Coloquio.  Es un hombre amable, sencillo al que nuestra Presidenta Magdalena Múgica logró sacer muchas anécdotas de su vida.
Antonio López, artista contemporáneo español visitó ayer Bilbao para la presentación de su obra en iPad.

El artista estuvo en el Museo de Bellas Artes y después tomó parte en una comida-coloquio que tuvo lugar en el Hotel Carlton de Bilbao. Entre los asistentes estaba el director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Javier Viar; la presidenta de Mujeres del Siglo XXI, Magdalena Múgica que nos invitó a este evento; las asociadas de Mujeres del Siglo XXI y Agustín Ramos Irizar, profesor en el Dto. de Filosofía de los valores en la UPV-EHU.

Antonio López García nació en 1936 en Tomelloso, Ciudad Real. Sus padres eran labradores acomodados y él, era el mayor de cuatro hermanos. No continuó con el oficio familiar, ya que desde joven demostró un gran talento con el dibujo, por lo que su tío Antonio López Torres, un pintor local de paisajes, le animó a dedicarse a la pintura.

Su primera formación la recibió de su tío y en 1949 se instala en Madrid para preparar el ingreso en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Allí estudia pintura entre 1950 y 1955, coincidiendo con diversos artistas con quienes conformó un grupo realista.

Al acabar sus estudios viaja a Italia becado por el Ministerio de Educación Nacional.

Su actividad transcurre entre Tomelloso y Madrid hasta el año 1960. En 1961 se casa con María Moreno, también pintora, y tienen dos hijas, María y Carmen. Entre 1964 y 1969 imparte sus enseñanzas como profesor encargado de la Cátedra de Preparatorio de Colorido en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Pinta con gran lentitud, de forma meditada, buscando la esencia del objeto representado. Sus cuadros se desarrollan a lo largo varios años, retocándolos en infinidad de ocasiones hasta que los considera definitivamente acabados.

Antonio López expresa así su forma de pintar: “Una obra nunca se acaba, sino que se llega al límite de las propias posibilidades” o “Cuando estás pintando por ejemplo una calle, lo que estás viendo es tan extraordinariamente impresionante que a mí, desde luego, me cuesta muchísimo trasladar una parte de aquello. Eso es lo que me hace tardar tanto. Yo no puedo resolver todo ese espectáculo con rapidez”

Su creación abarca desde lo pictórico hasta lo escultórico. Sus esculturas son de gran verismo, como Hombre y mujer.

Antonio López es uno de los representantes del realismo contemporáneo español. Su obra se caracteriza por un sentido investigador de la realidad y está considerado como el padre de la escuela hiperrealista madrileña. Su estilo ha influido en numerosos artistas como Toral o Villaseñor.

En el año 1985 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias y en enero de 1993 es nombrado miembro de la Real Academia de San Fernando.

 

 

V